lunes, 1 de marzo de 2010

EL OLIVO DEL CONVENTO DE SANTA MARÍA: UN ÁRBOL SINGULAR DE CÁDIZ (MARZO 2010).

DETALLE DEL ASPECTO QUE OFRECÍA EL OLIVO EN 1992.

1 comentario:

Joaquín dijo...

A veces caemos en la tentación de preocuparnos por las edificaciones o restos arqueológicos y siempre todo en detrimento de las especies vegetales singulares. El olivo, a pesar de ser una especie bastante común en Andalucía, es muy singular en el caso de Cádiz capital, ya que no existen apenas ejemplares y además en los orígenes de la ciudad dieron nombre a una de las islas, Kotinoussa. Sería todo un acierto conservarlo, siendo un ejemplar además de tan avanzada edad. Quizás la mejor medida de conservación para esta y otras especies vegetales sería incluirlos con un grado de protección en el PGOU de la ciudad.