domingo, 12 de octubre de 2008

LA FUENTE “DORADA” DE BUÏGAS.

 



 
Fuente dorado de Buïgas en Cádiz.
Efecto polvera




Aspecto general de la fuente dorada.
Efecto geiser
 
 
Detalle de la lápida que recuerda su construcción:
 
 Su texto es el siguiente:


         La ciudad de Cádiz agradece la construcción, trascendental para su vida, del magno plan de abastecimiento de aguas a la ribera gaditana, y el empleo de las fuentes de los ríos Guadalete y Majaceite para producir energía eléctrica.
         Sea perenne su recuerdo para el iniciador de estos trabajos General Fernández Ladreda, Ministro que fue de Obras Públicas, para sus ilustres continuadores, Conde de Vallellanos y General Vigón, y para el gaditano insigne Francisco García de Sola, que desde la dirección General de Obras Hidráulicas puso todo su desvelo en la feliz ejecución de la Empresa.
         Queda  también perpetuo testimonio de agradecimiento pata todo el personal técnico de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir que entregó a esta obra su competencia y laboriosidad.
 
El Ayuntamiento de Cádiz, bajo la Presidencia de su Alcalde José León de Carranza, Marqués de Villapesadilla y en cumplimiento de acuerdo de su pleno, erigió esta fuente para que en ella el agua y la luz canten por siempre esta gratitud y este recuerdo.Cádiz 1 de agosto de MCMLIX”



                  Localizada en el eje central de la plaza de Sevilla y en una de las zonas donde el tráfico es más denso en nuestra ciudad. La fuente “luminosa” se emplaza en la actualidad en un paisaje urbano, que por incomprensibles motivos, se pretende modificar, sin que se sepa ciertamente cual puede ser su futuro. En su origen estaba el ser contemplada y distraer al espectador llenando sus sentidos del tintinear de las aguas y su colorido, con variedad de chorros y contrastes.

            Este proyecto se enmarca en la configuración de aquel frente de la ciudad en 1959, así en mayo se trasladó el monumento a Segismundo Moret, la construcción posterior del edificio de Aduanas, el proyecto en abril de la Nueva Puerta Real o del Mar por el arquitecto D. Miguel Ángel García Lomas y la “fuente luminosa”. El proyecto de esta última se propondrá en el Pleno del 14 de febrero y su objetivo será para “que perpetúe la magna obra que el Gobierno ha efectuado en beneficio de esta ciudad, en lo que se refiere a la dotación de agua y energía eléctrica”. Con el fin de conjugar ambos elementos, luz y agua, se encarga el trabajo a D. Carles BUÏGAS SANS (1898-1979).
             Éste fue arquitecto, ingeniero y luminotécnico, desarrolló el “arte del agualuz”para algunos un “gaudí” en el aquel difícil campo. En su haber contaba la iluminación de la Sagrada Familia, la fuentes del Parque de Montjuic para la Exposición de 1929 en Barcelona de entre ellas llama la atención la denominada “Mágica”, las fuentes del aeropuerto barcelonés y la fuente luminosa de Salou. No es de extrañar que se apunte cuando se le hace el encargo gaditano “por su carácter de especialista”, hemos de tener en cuenta que contaba con una gran experiencia siendo una obra de madurez, cuando tenía ya 61 años.
El proyecto que se conserva con su firma autógrafa se encuentra diseñado en sus oficinas de Barcelona y ofrece una interesante descripción de los 4 juegos de agua base 1) Central, 2) Tulipas, 3) Pulverización o polvera y 4) Dieciséis chorros periféricos inclinados. Conjunto que posibilitaba una gran variedad de combinaciones. A ello tendría que sumarse la aportación de la luz que ofrecía dos gamas la cascada de color oro y la iluminación verde. Estos trabajos de neón los realizó el alicantino Marcos Ballester, de la empresa Luminosos Febus, que era maestro de esta técnica. Toda la maquinaria que esto conlleva estaba ubicada en una cámara subterránea. El presupuesto de la misma ascendía a la cantidad de 867.732,25 pesetas, siendo el costo del detalle de albañilería de 179.914,25 pesetas. Éstas fueron adjudicadas a la Empresa Constructora “Eduardo Tovar Cubero” por dicho importe, ejecución que correspondió al Ayuntamiento, mientras que el resto fue responsabilidad de Empresa Municipal de Agua y Electricidad.
Concluidas las obras en julio se efectuaron las pruebas necesarias aunque desconocemos el motivo por el que finalmente no se hizo una inauguración oficial. La prensa posterior apuntó también a la colocación de una lápida conmemorativa que lleva la fecha de 1 de agosto de 1959, la cual no recoge la totalidad de las motivaciones iniciales de su construcción, al circunscribirla sólo al ámbito del agua.


 
 
Visión frontal de la fuente dorada de Cádiz.

No hay comentarios: